Saltar al contenido

Como planificarte para un mes de ahorro

Como planificarte para un mes de ahorro 1

En estos tiempos modernos el tema del ahorro es complicado. Los hábitos y la sociedad de consumo hacen de las suyas en lo que se refiere a las finanzas.

Sigue leyendo este artículo, te propondremos una táctica que hemos llevado a cabo con muy buenos resultados: prepararte para un mes de ahorro. Sí, 30 días reduciendo al máximo los gastos, 30 días que practicados un par de veces al año sanearán tus finanzas.

Tratar de reducir gastos con el propósito de ir ahorrando dinero se convierte cada vez más en una utopía. Pero hay que estar claros que nada es imposible y con un poco de ayuda podrás minimizar los gastos superfluos de tu presupuesto y tener una economía más saludable.

Como planificarte para un mes de ahorro 2

Hay muchas claves para comenzar ahorrar y reducir gastos. La intención de este artículo es darte a conocer una serie de tips que te permitirán, por lo menos, llegar a fin de mes sin dolores de cabeza.

La intención no es otra que tú como clase trabajadora tengas un mes fructífero y que no termine en números rojos.
Lo primero que tienes que preguntarse es ¿por qué quiero ahorrar dinero? ¿Busco tener un fondo para las emergencias? ¿Comprar una casa? o simplemente terminar de cancelar la cuota del auto.

Todas estas preguntas e interrogantes simplemente son grandes razones para trazarte a meta de reducir costo y ahorrar más dinero, por lo menos en un mes. Claro lo primero que tendrás en cuenta es lo que realmente quieres sacrificar para lograr tu objetivo a sanar tus finanzas.

Por ejemplo te revelo el mío: Mi plan es ser menos dependiente de las cosas y me gustaría ser el dueño de mi propia casa (por lo menos tener la posibilidad de arrendar un piso donde yo quiera)

Pero ya no soy tan joven y necesito tomar decisiones más inteligentes.

Como planificarte para un mes de ahorro

Escribe tus propósitos

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que es imposible no gastar dinero. Todos, en fin, todos tenemos compromisos que cumplir y facturar por pagar. Gastos imprevistos y los cotidianos como el hecho de comprar la comida.

Así que lo primero que hay que hacer es elaborar una lista con los gastos fijos que hay en nuestro presupuesto. También verificar si tenemos que cumplir con un pago anual producto de cualquier membresía que hayamos adquirido con anterioridad.

Por lo general, cada persona tendrá cosas diferentes de las que no puede prescindir y no está mal, solo es que debemos tomar conciencia y darle prioridad a lo que realmente nos hace falta y lo que no.

La meta es simplemente recortar gastos y el objetivo es no seguir acumulando cosas que a la larga no agregan valor y que simplemente reducen la capacidad de ahorrar y guardar dinero.

Aquí la idea es no castrar las posibilidades de disfrute, solo que el objetivo es que tengamos mayor conciencia en lo que se debe o no gastar.

Siempre haz un seguimiento de tu progreso

No hay duda que es lo necesario. Simplemente te serviría para darte ánimos a seguir con el plan y mantenerte a ritmo de conseguir lo que realmente quieres. Busca una libreta o hazte un documento Excel y vas anotando allí todo el dinero que vas ahorrando con la reducción de tus gastos. Prueba este método, por lo menos, un mes verás que te dará resultados.

Todos sabemos que será complicado tener una semana de 0€ en gastos innecesarios, pero es un objetivo que se puede lograr.

Busca apoyo

Es lo más recomendable. Pues el tener el apoyo de un amigo que se plantee los mismos objetivos ayudará a lograr las mentas que ambos se propongan. Tu mejor amigo, tu esposa hasta tu hermano, pueden ser el soporte para que no te excedas en gastos innecesarios.

Busca hablar con alguien que crea en ti y que confíe en que vas a lograr la meta de ahorrar por lo menos por un mes.

Y semanalmente ambos podrán ver la evolución del asunto y darse apoyo en un momento de tentación por usas la tarjeta de crédito por una tontería.