Saltar al contenido

Maneras de ahorrar dinero cuando comes fuera de casa

Ahorra dinero restaurantes

Cuando nos proponemos ahorrar dinero, las comidas y cenas fuera de casa suelen ser de las primeras cosas que cortamos por lo sano.

Ahorra dinero restaurantes

Y es normal, comer fuera es caro. El Wall Street Journal afirma que los restaurantes cobran de media cuatro veces más por la comida de lo que cuestan los ingredientes (y es normal). Así que, la mayoría de las veces, comer en casa es lo más lógico si queremos ahorrar.

Sin embargo, hay veces en que comer fuera de casa es inevitable. Por ejemplo, en días de mucho estrés, cuando es imposible encontrar tiempo para cocinar, o cuando se está de viaje, comer fuera de casa es la única opción. En estos casos, ¿cómo podemos ahorrar dinero cuando comemos fuera?

Como somos personas y no robots, hemos recopilado algunos consejos útiles para comer fuera de casa sin dejarnos la pasta del mes.

5 Maneras de ahorrar dinero comiendo fuera de casa

1. Compra y usa tarjetas de regalo con descuento

La mayoría de los restaurantes tiene algún tipo de promoción o código descuento activo los 365 del año, solo es cuestión de buscar. Al hacerlo, puedes terminar ahorrando entre un 30% y un 50%. Existen numerosas webs de cupones y ofertas (Groupon y atrápalo se me ocurren de cabeza) en las que podrás encontrar descuentos jugosos.

Si te gusta la comida rápida, visita la web de la franquicia en cuestión, pues suelen tener promociones bastante agresivas (recordemos los cupones de Burger King o la App de McDonalds).

2. Abónate al agua

El propósito principal de salir a comer fuera es para la comida, no la bebida.

La mayoría, si no todos, los restaurantes cobran mucho por las bebidas más simples. Raro es el sitio en el que una Coca-Cola cuesta menos de 2 euros. Si te acostumbras a beber con agua conseguirás reducir la cuenta considerablemente.

3. Comparte la comida

Dadas las grandes porciones de comida que sirven los restaurantes, compartir los platos es una gran idea.

Incluso después de compartir la  comida, en la mayoría de sitios terminarás lleno. Además, esto te permitirá probar más platos de la carta. De esta manera, no tendrás que desperdiciar las sobras de comida. pues solo hay una cosa que duela más que pagar mucho por una cena, que es dejarse la mitad de la misma.

💎Consejo 1: Si nadie de tu grupo quiere compartir  un plato, divídela por la mitad y guarda el resto para más tarde. Hacerlo te ayudará a convertir una comida en dos!

💎Consejo 2: Ya que vas a pecar, aprovecha las ofertas. Cuando pido pizzas siempre busco el 2×1, y ya que caigo en la tentación al menos tengo comida para dos días.

4. Elige los días más baratos para salir

Me refiero a los dos primeros días de la semana: Lunes y martes. Estos suelen ser días tranquilos para los restaurantes, en los que suele haber precios u ofertas especiales para llenar el local. Asegúrate de aprovecharte de esto.

5. Planifica un presupuesto mensual

Esto quizá sea el consejo más importante.

En comer fuera se puede ir gran parte del dinero del mes, y es esencial planificar de antemano cuánto dinero podemos gastar en salir a comer. Digamos te encanta comer fuera, y quieres reservar el 30% de tu presupuesto de ocio para esto. Dale un número (el que sea) y aférrate a él para no salirte del presupuesto.

Si por ejemplo mi presupuesto para comer fuera son 200€ mensuales, y se que cada vez que salgo de media el ticket ronda los 40€, es fácil calcular que tengo 5 salidas para gastar cada mes. 5 x 40 = 200€

Para terminar, hay varias maneras de ahorrar dinero mientras comes fuera. Comer fuera de casa no siempre tiene que ser caro. Al buscar cupones y tarjetas de regalo con descuento, puedes reducir tus gastos de comida a la mitad. Además, si tienes una familia, entonces piensa en aprovechar las noches que ofrecen comidas gratis para los niños.

¿Te hemos dejado algún truco que te haya gustado? Si es así, dínoslo abajo! Y, si esto te ayuda, nos encantaría que comentes a continuación y lo compartas con tus amigos!